Para que quieres una vida, si no sabes vivirla, crónica del maratón Haria Extreme

Hoy os dejamos la crónica de Lola Bezper y su paso por Haría Extreme, pero sobre todo, su viaje hasta llegar allí.

2017-12-04-PHOTO-00000687

Cuando me hablaron de Haria Extrem, no me dijeron: “ hay una subida en el kilómetro tal, bajada técnica después de… “. Lo que dijeron fue: “ es preciosa, el mejor fin de semana que puedas pasar en una carrera, la organización de diez, el pueblo se vuelca con el evento”

Veréis quiero describir todo lo que mis ojos vieron durante el recorrido, pero realmente invito que vayáis, que la apuntéis en el calendario.

img_0125

Se corre entre volcanes, por lava, bordeando acantilados, desde donde puedes avistar Isla Graciosa. Por playas de color turquesa, que bajan su marea para que corras por su orilla.

Bajas acantilados, subes por rocas, para acabar agarrada a una cuerda que te lleva al final de la subida de Guinate donde la gente gritando tu nombre te hace dar todo de ti en el último tramo, personas que se tiran horas al borde del precipicio solo para animar a los corredores.

Llegas y tocas la campana, un sonido que te sabe a recompensa por el esfuerzo realizado.

Ya sabes que te queda una subida de paisaje amarillo con fondo turquesa que no quieres terminar, hay ganas de cruzar la meta, pero a la vez sabes que se acaba. Ya solo tienes que dejar que tu corazón haga el resto, tus piernas hicieron lo anterior.


¡Llegué a meta!, cada meta es una victoria, y cada llegada me fundo en un abrazo que no olvido, hay estaba mi Yolanda, ya le tocaba a ella esperarme a mi…

Si, así puedo hacer un breve resumen de Haría Extrem, pero tengo que contaros que me llevó allí este año.

2017-12-04-PHOTO-00000679

A finales de Abril en una de mis revisiones, me volvieron a subir los marcadores tumorales, como en la anterior ocasión no me derrumbe ni hice un drama de la situación, dije vamos a buscar el origen, donde está y a por ello de nuevo. Además de cuadrar fechas para que entre pruebas de hospital y visitas a médicos pudiera ir a correr Transvulcania.


Al llegar de Transvulcania a mi ciudad, directamente sin pasar por casa, me dirigí al Hospital y más pruebas.

Llegó el diagnóstico, de médicos, cirujanos y resto de especialistas: volvemos a tener cáncer y además inoperable por su situación. Me dan 6 meses, me rio, me proponen quimioterapia radical, no volveré a pasar por ahí sin saber que tipo de cáncer tengo, un cirujano se arriesga y me propone operar, una operación vital, en la que no aseguran se pueda extirpar, me niego. Pido tiempo, les dije firmo lo que tenga que firmar, dejarme tiempo, solo quiero tiempo, que fácil es decirlo, escribirlo, o pedirlo, pero hasta que te ponen fin de ese tiempo que todos pensamos nunca acabará, no sabes que significa la palabra “tiempo”.


En ese transcurso en el que me recomiendan no correr, llego por casualidad a finales de agosto, entre escala de un viaje a otro, coincido con “mi Estrella”, que no es una esfera luminosa, aunque brilla por ella misma,  es una amiga andaluza, residente en canarias, la cual entrena grandes corredores, además de otros logros a nivel profesional en el mundo de Trail Running y ni corta ni perezosa hablando de carreras le dije: ¿ Estrella tú me entrenarías para hacer Haria Extrem en noviembre ? , a lo que me contestó: ¡hazte las pruebas, y si todo sigue evolucionando a mejor, me haría mucha ilusión trabajar contigo!!

DSCF7190 copia

Al mes bajaron los marcadores, a los dos meses bajaron más, a los seis meses sigo aquí, a los siete meses desaparece un tumor, queda otro y bajan más los marcadores tumorales.

Así llegué a Haría Extrem, corrí sus 45 kilómetros, disfrute muchísimo con el calor de su gente, de su clima, y con amigas que me tienen robado pedazos de corazón.

2017-12-04-PHOTO-00000681

Seguimos luchando por arañar un poco de ese tiempo que no le pertenece a nadie, y la certeza, de que sí se acabara, ¡tú! ese gigante que me lo arrebata, vendrás abrazado a mi, no te dejaré quitarle a nadie más un poco de su “tiempo”.

Para que quieres una vida si no sabes vivirla

Lola Bezper

Si quieres leer un poquito mas de la apasionante historia de Lola, aqui tienes sus crónicas

Fotos de Lola Bezper

 

 

5 comentarios sobre “Para que quieres una vida, si no sabes vivirla, crónica del maratón Haria Extreme

  1. Tú también eres una estrella iluminas esos montes con la alegría que despides con tus risas. Eres un ejemplo a seguir porque eres muy valiente y has sabido plantar cara a esta maldito enfermedad. Mil besos Lola

  2. Qué linda historia, yo también tuve cáncer de mama y siempre me pregunto cuál fue la causa y todos los días trato de disfrutar el tiempo en este mundo, en mi caso mi pasión es el triatlon. Felicitaciones por tu mejoría y que sigan los éxitos!

Deja un comentario