1000 MUJERES TIÑEN DE ROSA EL PINAR DE LAS ROZAS EN EL II TRAIL DE LA MUJER

Ayer domingo 8 de marzo coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer se ha celebrado en Las Rozas la segunda edición del Trail de la Mujer, una prueba solidaria a beneficio de la Fundación Cris contra el cáncer que ha reunido a más de 1.000 mujeres en los alrededores de la Dehesa de Navalcarbón.

Con el patrocinio del Banco Santander y su proyecto de apoyo al deporte popular #123acorrer se ha celebrado en Las Rozas el II Trail de la Mujer. Un evento femenino creado para promocionar el deporte femenino, disfrutar del trail popular y la solidaridad en la lucha contra el cáncer de mama.

Las participantes completaban un recorrido de 9 kilómetros y 170 metros de desnivel positivo. El Alcalde de Las Rozas, José de la Uz, era el encargado de dar pistoletazo de salida a las 10.30 horas. La primera corredora en alcanzar la línea de meta en la segunda edición del Trail de la Mujer fue la belga Charlotte Cotton.

Ha sido una mañana de promoción del deporte femenino y de solidaridad ya que una parte de la inscripción irá destinada al innovador proyecto innovador proyecto de Inmunoterapia en Tumores de Mama Triple Negativos de la Fundación Cris contra el cáncer.

Este año se ha culminado con éxito un trabajo de varios años que ejemplifica fantásticamente el proceso que lleva desde los resultados de laboratorio a los pacientes. En el año 2010 Atanasio Pandiella y Alberto Ocaña describieron un mecanismo de resistencia que aparecía en las células tumorales de mama tipo HER2+. Observaron que una proteína denominada SRC es más activa en células tumorales resistentes a los tratamientos. Al parecer la actividad de esta proteína produce una cadena de reacciones que bloquea la acción de los tratamientos. El hecho de conocer qué proteína podía ser la responsable de la resistencia a los tratamientos convencionales les permitió diseñar terapias dirigidas a contrarrestarla. Por lo tanto, en este proyecto se ha pasado de la descripción de un mecanismo de resistencia, a la propuesta de un posible tratamiento, seguido de dos ensayos clínicos, uno de Fase I y otro de Fase II. Es, por tanto, un gran ejemplo del proceso de investigación traslacional que la Fundación CRIS lucha por apoyar.

Nuestras compis tambien estuvieron allí como el año pasado, disfrutando de una gran mañana