NEW BALANCE FRESH FOAM 1080v10 versus FUEL CELL 890v8 – comparativa

Si el otro día venía a hablaros de una zapatilla de Trail, hoy os vengo a hablar de dos super ventas de New Balance que nos trajeron el pasado año: La fuel cell 890 versión 8 & la fresh foam 1080 versión 10.

Dos zapatillas asfalteras muy similares en cuanto a prestaciones, pero que si las analizamos en profundidad veremos que son bien diferentes en cuanto a materiales.

Ambas  zapatillas están diseñadas para correr a ritmos altos en largas distancias, sin embargo la fresh foam 1080 es una zapa más enfocada a rodar largo y cómodo en distancia hasta maratón y las fuel cell 890 son más “voladoras” , diseñadas para ritmos más fuertes que por ejemplo llevamos en 10k o entrenos de series cortas y explosivas.

Vamos a ver en un cuadro comparativo algunas de sus características básicas:

FUEL CELL 890 (v8)

FRESH FOAM 1080 (v10)

211 gramos

232 gramos

Drop 6

(20 mm talón/14 metas)

Drop 8mm

(27mm/19mm)

120€

170€

Pisada neutra /pronadora

Pisada neutra

Upper de doble malla

Upper tejido hipocnic

Media suela fuel cell

(goma con nitrógeno líquido Inyectado para mayor reactividad)

 Medias suela fresh foam

(mayor amortiguación. Celdas irregulares  de distinta firmeza dependiendo de la zona )

Suela con zonas distintas de tracción

  (11cm antepié/8 cm talón)

Zonas salientes/zonas de vacío

Suela uniforme

(12cm  antepié/9 talón)

 Suela  de goma

Talón  convencional

(material más flexible en la zona del tendón de Aquiles)

Talón rígido reforzado

Lazada  clásica con doble ojal

(mayor estabilidad del tobillo)

 

Como decíamos, ambas son muy parecidas en cuanto a prestaciones, sin embargo, por el tipo de tejido del upper, las fuel cell 890 me resultan de mayor estabilidad a la hora de correr a ritmos altos. El tejido hipocnic 2.0 de las fresh foam 1080 (son hilos entrelazados que hacen que cada zona de la cubierta dependiendo de la necesidad, tenga una firmeza)  me da la sensación de que el pie me baila dentro de la zapatilla. Es verdad que la sobredimensión de la suela en la zona delantera no se la han transferido al upper, pero aún así este tipo de tejido no me acaba de convencer para cuando tocan entrenos de series, pero sí me encantan para cuando salgo a rodar largo y tranquilo.

Ambas zapatillas son de pisada neutra, pero si es verdad  que las fuel cell 890 evitan que el pie supine (leve refuerzo en la parte externa de la zapatilla) por lo que cuando paso de ciertos kilómetros, yo que tengo tendencia pronadora noto que  la zona externa del tobillo y los músculos peroneos (lateral externo de la pierna, por debajo de la rodilla) se me sobrecarga bastante.

Por este motivo las utilizo única y exclusivamente para series cortas y rápidas y las fresh foam para todos los demás entrenos. Si es verdad que la diferenciación que hacen en la suela en las 890 pule muchísimo la técnica y te empuja a correr mejor.

Como conclusión final, y recomendación personal dejaría las fuel cell 890 para corredoras más técnicas, que buscan rapidez y reactividad en sus entrenamientos.

Mientras que las fresh foam 1080 las recomendaría a casi cualquier tipo de corredora, novel o experta que busque correr largo, cómodo y que no se quiera complicar a la hora de escoger una zapatilla.

Si bien es cierto que a mi le resulta un poquito “rara” la forma de las 890 por mi pronación, puede que os cueste un poquito adaptaros al refuerzo del talón de las fresh foam, que es un poquito más rígido, pero en cuanto os acostumbréis, váis a tener nueva zapatilla favorita.

Espero os ayude este post a la hora de elegir vuestras zapatillas de asfalto, mis compañeras os han hablado en otras entradas de otras modelos de New Balance así como otras marcas.

 

 @paulatina_mente_

 @paulatinamentepaulatina

 @KittyPauLii