Observando a los asistentes. Una noche en la UTMB

Un año más, la tradición manda seguir la UTMB, la carrera reina del Mont Blanc, unos años sola, otros con mi amiga Celeste y este año sumábamos al tamdem a Elena y Susana. Aquí tenéis como ha vivido Susana su primera noche de seguimiento en el UTMB.

Foto: Dario Rodriguez

Foto: Dario Rodriguez

«Sin querer, sin planearlo y habiéndolo dudado al menos cinco veces, me subo al coche de la reportera más trailera de España en la UTMB con una clara intención: después de cuatro años «renegando» de vivir la UTMB desde alguna de sus perspectivas, había llegado el momento de observar desde muy cerca a esos corredores y corredoras en la Meca del Trail Running.

IMG_0899

Horas de coche, cruces fallidos, marchas hacia atrás, tres países on the road , charlas contrastando opiniones, sándwiches y sueño, nos acompañaron en busca de la cabeza de carrera masculina y femenina en la prueba reina en Mont Blanc.

Y así, escuchando resultados y nombres que no conozco, observo caras de algún corredor que sí reconocía y que le harían abandonar ( y no sólo al primero que mis retinas observaron, sino al segundo y al tercero… ) Tenían esas caras que conocemos tan bien aquellos a los que la ultradistancia nos ha golpeado. Todos españoles, esas caras y esos cuerpos que mostraban que no iba ser para ellos esta edición 2016.

IMG_0421-imp

Doce de la noche, dos de la madrugada, cuatro…

Cientos de corredores corriendo, disfrutando y viviendo su sueño. Ese sueño que han trabajado durante un año (o una vida entera).

IMG_0908

A ellos y a ellas les brillaban los ojos, chispeaban de pasión…

A otros les brillaban igualmente los ojos, de sueño, de presión y sí, también de pasión…

IMG_0901

Cuántas personas detrás de cada participante (prensa y organización aparte).

Cuántos familiares y amigos sustentando el sueño de otro o de otra…

IMG_0906

Qué terrible presión para esa esposa/o que ni conoce el idioma, ni las carreteras, ni el proceso de asistencia …

IMG_0904

«No he podido dormir ni diez minutos pensando en el trayecto. He despertado al niño y aquí estamos…¡qué calor hace esta noche! Me sobra la chaqueta…»

Puede que hiciese una noche de verano excelente, es cierto, pero también estaba claro que su calor procedía de los nervios.

Y yo pienso: qué lindo sería que tus familiares te animasen y te acompañasen en las zonas permitidas. Así. Sin más. Pudiendo disfrutar más relajadamente de ese sueño que no es el suyo…

IMG_0903

Sé que es una opinión muy personal, pero particularmente sería apasionante ver a la cabeza de carrera gestionar ellos solitos esos avituallamientos y esos cambios de ropa y material.

Desde mi percepción de la montaña y de la ultradistancia, no tiene sentido alguno que te ayuden a rellenar los bidones , te pongan la comida en la boca o te masajeen los pies y te aten las zapatillas, mientras escuchas cómo va el resto de corredores y cómo debes plantearte lo que queda.

Pero es solo una opinión, claro está.

Una observación que me ha tenido toda la noche admirando a toda esa gente que se coloca detrás de las vallas y que ayudarán, como mejor pueden, a cumplir los sueños de su gente.

IMG_0914

Tortilla de patatas, coca cola rebajada con agua, jamón serrano, pizzas, sopas caseras y tantos y tantos antojos de un corredor/a que se ha inscrito para retar a una distancia muy larga, en un recorrido espectacular…

Me pregunto si la tortilla estaría recién hecha…, y esa pizza caliente…

(Seguro que sí, aunque no me pregunten cómo pueden hacerlo a las tres de la madrugada)

Cada vez que lo pienso…

La UTMB, esa primera noche, una sola para los de delante, dos noches para el resto de los mortales participantes más lentos.

He escrito dos noches y se me han puesto los pelos de punta…

¿Tocará espagueti a la boloñesa casero? O ¿sopa de pollo?

¡Qué grandes!

Sin duda alguna los asistentes también corren la UTMB.

Por cierto, señores organizadores, propongo que cuando se les entreguen las prendas finisher a los que crucen la meta, lo hagan también a sus asistentes y cuando esos magníficos atletas ultra-rápidos suban al podio, hagan los cajones más grandes…

Porque cada uno de los asistentes de esos campeones también deberían estar ahí.

Memphis, gracias por dejarme un hueco en tu coche, gracias por aguantarme y gracias por los cafés… de esta mi primera noche en la UTMB.

Ah! Y gracias por restarle horas al descanso durante toda la semana, en cada una de las distancias, para mantenernos informados de todo este mundo loco de los traileros en Mont Blanc.»

IMG_0907

Gracias a Celeste, Susana y Elena por hacer de este seguimiento del UTMB, algo un poquito mas divertido de lo que es habitualmente, un autentico placer 😉

IMG_0898