ZAPATILLAS VAYA SALOMON DE SENDERISMO PARA MUJER

Salomon nos presenta de una forma especial estas Vaya, si entras en su sección de senderismo verás que no se parecen a ninguna otra. Me sorprendieron mucho al tenerlas en la manos. Muy apetecible la experiencia de probar unas zapatillas que eran, al menos a la vista, la antítesis de las Speedcross que son mi zapa fetiche de Salomon.

Os voy a contar algo de sus datos técnicos marca de la casa y luego pasaremos a la experiencia de disfrutarlas en el más amplio sentido de la palabra.

SUELA

Hablamos de senderismo, así que la marca ha pensado en la durabilidad. La suela de Contagrip© MD es marca de la casa y está pensada para sumar kilómetros y kilómetros con la máxima durabilidad. La disposición y forma de los tacos es apta para todo tipo de terreno, incluso mojado o embarrado, siempre sin olvidar que hablamos de unas zapatillas de senderismo.

ENTRESUELA

De nuevo una de las tecnologías diseñadas por Salomon, el EnergiCell, crea una entresuela que busca el máximo retorno de energía en cada pisada. Esto significa que reduce el impacto y se adapta a cada paso, sientes el pie amortiguado y cómodo aún después de tiradas largas.

PALA (Upper)

Creada en tejido sintético busca la resistencia al roce y a los kilómetros pero resultando cómoda. Para asegurar y proteger el pie, dos paneles de SensiFlex se sitúan a los lados de la zapatilla en la zona del antepie, aunque la pieza protectora más evidente es la puntera de goma reforzada.

La plantilla de Ortholite© troquelada es el punto extra de comodidad y de transpirabilidad, además de sumar durabilidad a las zapatillas.

Cordones planos y una zona del tobillo acolchada y baja son los puntos que dan aún mayor comodidad y dónde queda clara la misión de esta zapatilla: tiradas largas, a ritmos lentos y cómodos.

Y COMENZAMOS A RODARLAS…!! Que viva el senderismo y los almuerzos en el monte..!!

Como os decía al principio, muchas ganas de probar unas zapatillas de senderismo porque mis elecciones suelen ser de botas si voy a hacer senderismo y zapatillas más técnicas y específicas para correr por montaña o terreno técnico. Cuando Memphis me aviso de que las mandaba para prueba a fondo me faltó tiempo para cotillear fotos y desear que llegasen, conste que también por estética, porque me parecieron muy bonitas

Sorpresa cuando abrí la caja; más grandes de lo que me esperaba, ligeras, eso sí, pero diferentes a como me parecieron en foto.

Una vez nos las calzamos, comodidad en estado puro, desde la horma con forma de pie de Altra no había sentido cosa parecida. El cuello del tobillo queda quizá algo suelto, demasiado ancho, de todas formas, recordad que tengo el tobillo muy estrecho. Aunque al tener el acolchado de protección no parece que el pie se vaya a escapar, veríamos en marcha qué sentía, la sensación de pie cómodo dentro de la zapatilla es general. Amortiguado al pisar, suelto y cómodo en el interior y sin ninguna sensación de sentir costuras o roces.

Primera salida al campo con ellas con acompañante de lujo, mi sobrino de 9 años llevándome a visitar las fincas y enseñándome cada rincón de terreno con el “Mar de Aragón” de fondo, después del confinamiento hierbas altas y caminos poco pisados. Con toda la intención llevé calcetines bajos y cordones sin ajustar en exceso, todo perfecto en esa toma de contacto, incluyendo algún trote campo labrado arriba, roca abajo.

Conste, antes de que se me olvide, que en esos trotes en terreno de la familia donde nos metimos en un campo recién labrado sí que entró por el cuello del tobillo algo de tierra al no ser ajustado y no ser el tipo de terreno en el que se supone nos debemos meter con ellas.

Los 14k de la ruta al Ibón de Estanés fueron los encargados de probar las zapatillas a buen ritmo, con mochila, fresco al comenzar, sol en el centro de la mañana y cruce de río a lo loco y totalmente deseado al final de la ruta. Sensaciones muy agradables, pero nada que ver con una zapatilla para correr. Sé que es obvio, pero os lo cuento porque cuesta no sentir esa sensación de pie sujeto típico de las zapatillas de trail, al tener el tobillo más libre y más ancho es como si en algún momento pensase que me van grandes. Y no es eso.

Peña Oroel o salidas más cerquita de casa como Los Galachos fueron sumando kilómetros. Ningún roce ni molestia en seco, y tampoco en mojado, y y ojo que con mojado digo chapotear con ganas en un río para bajar las temperaturas de este deseado verano y seguir ruta. No hay sensación de que pesen muchísimo ni de que el pie pase mojado mucho tiempo dentro, aquí es donde tengo claro la calidad de acabados y lo que cada marca sigue estudiando para mejorar. Conste que tengo una edad y me acuerdo de probar una zapatilla que mojada era como llevar un saco en cada pie.

Prueba buena para ver un punto más allá con las Vaya fue la ruta en la que hicimos con los #Velveteros cubriendo los primeros 30 kilómetros de la Jorgeada, una de las citas tradicionales para todos en el Gym Pilates Velvet, pero que este año no se ha podido celebrar completa. Así que preparamos todo y salimos para Zuera antes del amanecer. 30k con un calor digno de ese #ladofemeninodelinfierno, terreno ultra seco y poco desnivel con una compañía de lujo y muchas risas para pasar seis horas y media sin quitarnos las zapatillas. Nada de roces ni tampoco sensación de que se me recalentasen los pies. Aunque mis compañeros de caminata empezaban a sentir molestias por el calor en las plantas de los pies, la suela de Contragrip de las Vaya hizo muy bien su trabajo porque no sentí molestia de ningún tipo. Un receso: siempre os recuerdo que yo tolero muy, muy bien el calor, no sudo apenas y no llega a molestarme siempre y cuando vaya bien hidratada. Os lo cuento porque en mi caso ni siquiera tenía el calcetín mojado al llegar a nuestra particular meta, pero hablo con tranquilidad de la buena respuesta de la zapatilla porque como os he contado antes, la he mojado en alguna otra salida y se ha secado rápido y sin molestias.

Han sumado hasta 200 kilómetros y a la comodidad de la que os hablaba al comienzo de la prueba, incluso ya al calzarlas, se ha confirmado, pero no quiero que parezca que es su valor principal. La estabilidad, sensación de apoyo del pie completo, de reparto del peso en toda la planta y de seguridad de las zapatillas en marcha es brutal.

Haced una cosa, echad un vistazo a estas fotos.

En ellas, podréis apreciar el perfil de las Vaya y la forma tan específica con la que se han creado. Lo que veis en estas fotos es literal, un extra de zona de apoyo de los pies en el terreno.

Si os lo estáis preguntando, sí, las botas que lleva mi compañera de equipo en la foto son las Vaya en color verde agua, en el modelo bota. Mismos componentes, más altura de tobillo.

Conclusiones que os resumirán mi experiencia con las VAYA:

Totalmente recomendables por su relación calidad/precio, os ofrecerán la estabilidad y la durabilidad de una bota de treking pero con un grado extra de comodidad. Atentas que no estamos hablando de treking invernal, tened en cuenta su tobillo ancho y bajo, en el que la nieve entraría feliz hasta mojarnos el calcetín.

Dicho esto chicas, espero que os sirva de ayuda para elegir vuestro calzado para las próximas rutas y que las disfrutéis muchísimo. Ya sabéis, cualquier duda, encantada de responderos.

Un abrazo y nos vemos trotando por el mundo…!!

 @lailafdezm

 @lailafdezm

Tags: