101Km Ronda – Crónica

Ya de vuelta y tras unos días de descanso, intentamos mirar la carrera con otros ojos y poco a poco se va disipando esa nube que acompañaba a la meta de los 101 de Ronda

Esta historia empieza hace meses hablando con mi padre y mi hermano Andreas y como siempre pasa con estas cosas, casi de manera infantil nos vemos haciendo planes para plantarnos en la línea de salida de Ronda, aunque primero tendremos que enfrentarnos a la ardua tarea de conseguir dorsal, lista de espera entre los 60 primeros con lo que ponemos todas las esperanzas en que corra rápido y nos confirmen que estamos dentro, pasan los meses y vamos recibiendo los ansiados correos al final, los 3 dentro  🙂 🙂

Jueves 8 de mayo, pillo el coche y me bajo tranquilamente hasta Guadalmina donde tenemos el campamento base en un estupendo hotel a orillas del mar y … sorpresa Antonio que trabaja en él, la va a correr este año junto a su mujer, él ya la hizo el año pasado y charlamos intercambiando experiencias, quedamos para intentar vernos el sábado.

El viernes tranquilamente  subimos a Ronda a recoger el dorsal y poder tener la tarde para preparar las mochilas, todavía hay poquita gente ya que la mayoría llegarán esta tarde, damos una vuelta por el parque donde esta la meta, comemos y de vuelta al hotel.

Andreas y mi padre tienen más o menos claro todo lo que van a llevar y yo empiezo a entrar en bucle con la mochila (y mira que le he prometido a Ana Bustamente que no iba a llevar mucho peso) pero al final con el miedo de que ocurra como el año pasado en Setenil donde hubo colas de hasta 1hora para recoger la mochila, decido ir cargando con todo el material de la carrera, con lo que una vez hecha la mochila vuelta a deshacerla y a cambiar ya que en la Ultimate Direction no me cabe todo y vuelvo a mi eterna Lafuma

101Ronda14-19

Cenamos y nos vamos pronto a la cama ya que tenemos una tirada y los suecos haciendo gala de lo que son prefieren estar con tiempo suficiente en la salida 😉

6.15 de la mañana suena el despertador, remoloneo en la cama, tengo todo mas o menos preparado así que apuro el tiempo todo lo que puedo, desayuno sin muchas ganas ya que con las curvas de subida prefiero no comer mucho y a las 7.30 salimos camino de Ronda

Aparcamos facil, se ven algunos marchadores aunque casi todos son bicis, ellos salen antes que nosotros y ya están la mayoría por aquí, cafetito de ultima hora y al lío, preparamos nuestros pasaportes y entramos en el recinto.

El ambiente poco a poco va en aumento, el día ya empieza a calentar y parece que el calor va a ser bastante, ufff

Buscamos a Antonio y a Isabel, hablamos de la prueba y de los entrenos que nos han traido hasta aquí  y nos hacemos la foto de rigor, nos deseamos suerte y esperamos vernos en el camino

Foto: Andreas Samuelsson

Foto: Andreas Samuelsson

Las bicis salen y los marchadores nos vamos colocando preparados para la salida, ultimos animos  por parte de la Legión para afrontar la prueba y alla que vamos

Mi padre y Andreas llevan un ritmo mas fuerte que yo, de hecho el calor les va muy bien y a mi no, asi que al llegar al km5, les veo como poco a poco se alejan, prefiero ir a mi ritmo ya tendre tiempo de pillarlos cuando se vaya el sol.

Vamos tirando hacia la zona donde esta el circuito de Ascari, este año lo han cambiado y no lo rodeamos, una pena, me gustaba el sonido de los coches entrenando y el verlos mientras pasamos por allí.

101Ronda14-18

 

Este año he decido no parar en los avituallamientos siempre que pueda, al estar cada 5 km mas o menos creo que solo tendré que rellenar agua, ya que llevo frutos secos para comer y polvos de Isostar para el agua, con lo que voy pasando controles sin apenas parar, sobre el 20 me empieza un dolor en el lateral de la rodilla y me mosquea bastante es la primera vez que me pasa y no se lo que puede ser, abro los bastones a ver si se pasa y voy tan concentrada en el dolor que me paso el control  de Navetas de comida fria, antes de volver a la carretera hay un puesto donde tienen reflex me echan un poco y  parece que el dolor desaparece.

Foto: Mara Regalitos

Foto: Mara Regalitos

Salimos del bucle y cogemos la pista que va hacia Arriate, se suele hacer bastante pesada pero intento avanzar andando a buen ritmo, como todos los años el tanque del km 27 se queda sin agua y un kilómetro más allá esta el vecino que nos tiene preparados los barreños y la manguera para alegrarnos la tarde a todos.

Una de las cosas que he visto crecer en esto dos años que no venia es el apoyo de los vecinos a los corredores, un montón de gente con las mangueras en la puerta de sus casas para refrescarnos en los momentos de más calor, algo que no tiene precio.

Estamos bajando hacia Arriate y sorpresa me encuentro con Jaime, corredor con quien he coincidido en alguna prueba como estos 101 del año 2012 y en mi primeros 100km en Merida allá por el año 2010, mola encontrarte a gente que no te esperas y con quien siempre es un placer charlar, llegamos hasta el comienzo de la primera subida dura sobre el km32 y el se queda en el avituallamiento, pienso que me pillará rápido pero no volvemos a encontrarnos.

Empieza a quedarse gente en el camino, el calor esta pasando factura, yo procuro no pensar mucho y sigo avanzando, me encuentro con Marta con quien nos venimos pasando desde Ascari, ella sube mejor y y bajo, aquí hacemos pandi, sabemos que nos queda un tramo de pista muy pesado hasta la bajada de Alcala del Valle y preferimos hacerla juntas, nos viene muy bien y sin darnos cuenta llegamos al pueblo.

Apenas paramos afrontamos la subida de la cuesta de cemento y continuamos, me gustaría llegar antes de anochecer a Setinel, los pies me van molestando desde hace rato y empiezo a darle vueltas a la cabeza al hecho de abandonar allí, Marta va mejor que yo, así que la animo a seguir y aprovechar las horas de luz, de pronto recibo una llamada de Andreas me dice que están en Setenil y que abandonan, yo le entiendo que se van y les digo que si que salgan que yo no voy bien y que igual paro, pero insiste, -no, que no salimos que abandonamos, te esperamos aquí-  cuando cuelga empiezo a darle vueltas, ellos han parado y no van a seguir, que hago yo, paro, sigo, la cabeza empieza a darme vueltas e intento pensar fríamente, de verdad vas tan mal, seguro que no puedes continuar…, cuando me doy cuenta estoy entrando en Setenil, me llama Sergio y le cuento, me anima a que si no voy mal continúe, no pares, si lo haces no saldrás.

Llego al Polideportivo, me bebo una coca, veo a Andreas y a mi padre, están bien, bueno Andreas lleva los pies destrozados de ampollas, imagino que por el calor y mi padre las rodillas le han dicho basta, es lo que tiene entrenar en el sur de Suecia donde las montañas brillan por su ausencia, lo bueno es que han hecho estos 56km a muy buen ritmo y están contentos con ello.

Cuando les comunico que mi idea es seguir no se lo creen, les digo que he pensado que no voy tan mal y lo quiero intentar, me cambio de calcetines y de camiseta y me despido de ellos.

Salgo ya con el frontal apenas queda luz y enseguida una voz conocida, es Marta, vamos juntas hasta un avituallamiento en el que empiezan a llegar un montón de gente detrás nuestra y nos separamos, no la veo, miro pero nada, imagino que como va mejor que yo se ha ido hacia delante,  así que continuo, la subida se hace pesada, pero suena el móvil es Nuria que me llama para ver como voy y darme ánimos, charlamos durante un rato con lo que el camino se me hace mas llevadero, al llegar arriba toca trotar hacia abajo, los pies no dejan de dolerme pero pienso en el cuartel donde he dejado unas zapas. Sigo llevando la ropa de abrigo aunque no me he puesto nada voy en pantalón y camiseta corta, ya que el calor apenas ha bajado para mi y ahora es cuando me encuentro mejor de temperatura

Km75, el cuartel, tengo claro que no quiero pasar mucho tiempo dentro, busco la bolsa y la saco fuera, voy a por comida, hay patatas fritas y cocacola y me dan la vida, salgo fuera y me cambio de zapas, dejo la bolsa y continuo, el cambio de zapas me viene bien, son mas blanditas y el dolor parece que se amortigua algo, aunque pronto volverá a hacer acto de presencia y ya no me abandonará en el resto del recorrido.

A partir de aqui poco que contar km 80 y comienza la subida a la ermita, se me hace menos pesada que el año anterior, jajaja ilusa de mi, no sabia lo que me quedaba por delante, en la bajada intento trotar pero mas bien me dejo caer hasta Benaojan km87 y a partir de aqui solo recuerdo subidas interminables y bajadas en las que apenas podia andar, lo peor, en el km 89 me dice un legionario que ya solo queda una subida y luego la del cachondeo, le miro, seguro??? según lo que he mirado deberia de quedarnos por lo menos 2 y la ultima pero me animo con lo que me dice y me lo creo, ilusa de mi, esta subida parece que no termina nunca, en algún momento llegamos a un llano pero al poco vuelve otra vez a subir y lo peor llega cuando hay que volver a bajar. Para rematar la jugada, he cambiado de teléfono y olvide poner la tarjeta con la música asi que voy sola y sin nada que me haga desconectar de lo mal que voy, lo único es que en este punto todos los que vamos por aquí estamos bastante “jodidos” cuando nos pasamos solo nos sale un “ánimo ya casi lo tenemos”.

Amanece y podemos ver a lo lejos la subida a la ermita y la vuelta que hemos dado

101Ronda14-13

Como dato os dire que mas o menos segun el movil, ya que el Garmin se quedo sin bateria, me sale que los ultimos 16,500km tarde 4horas 15, vamos que me iba arrastrando literalmente.

Suena el telefono, es Esperanza y sin darme cuenta me empiezan a caer los lagrimones, imagino que el hecho de llevar tantas horas pasandolo mal hace que me desahogue con ella, me anima, me dice que lo tengo y me llama un  par de veces mas durante esos ultimos km, Manuela, Oswaldo, Sergio… uff que mal rato pero que alegria saber que siempre estan ahí, para rematar me llaman las bandoleras, ellas han quedado para correr la Trebol y yo no puedo casi hablar estoy muy cansada y lo veo todo negro, es mas empiezo a dudar de si voy a llegar en tiempo, pero hay que intentarlo.

Por fin despues de vueltas y mas vueltas alrededor de Ronda llegamos a la cuesta del cachondeo que para mi en esta ocasión es una bendición, saber que ya solo quedaba eso, ufff, no me lo puedo creer, un ultimo sufrimiento los adoquines para terminar de rematarme el dolor de pies, busco una zona plana para apoyar y pienso en el asfalto.

101Ronda14-14

Por fin estamos arriba, ya casi hemos llegado queda el paseillo final hasta la meta, el asfalto y ver casi la meta hace que mis pies olviden el dolor por unos metros, la entrada en la parque es muy emotiva, la gente se da cuenta del estado en el que llegamos y animan de manera especial, yo no puedo mirar mucho porque los ojos se me estan humedeciendo y no quiero entrar llorando, giro al parque y allí estan los legionarios para sellar el pasaporte y la meta, Por fin, no me lo puedo creer, miro el reloj 21.53, manda huevos, encima he bajado el tiempo que tenia del año 2012 y eso con un recorrido mucho mas duro, parece que los entrenos y hacer algo de caso a Nere da sus resultados.

Pido que me hagan una foto en la meta,  con lo que me ha costado la quiero, las sensaciones al terminar no son buenas lo he pasado tan mal que no se si ha compensado, ahora pasados los dias y viendo que recupero bastante bien la respuesta es clara, SI.

10352292_559340790853160_3574784521691823797_n

Quizas la mejor lectura que saco a fecha de hoy es que creo que he ampliado mi umbral de sufrimiento bastante y eso para las carreras que me gustan es muy bueno, asi que muy contenta con haber terminado estos 101 de Ronda.

Lo mejor los dos días restantes en compañia de mi padre y Andreas disfrutando de unos estupendos dias de playa.

 Fotos; Mara Regalitos, Andreas Samuelsson y Kataverno
3 Comments
  • mayayo
    Posted at 11:41h, 19 mayo Responder

    Enhorabuena!! Segunda meta cientounera, tras la de 2012. Y esta, más sabrosa aún, por más peleada. Disfrútala que bien te la has ganado 🙂

  • Susana
    Posted at 13:58h, 19 mayo Responder

    Yiiiiijaaa! Felicidades Ana!

  • equipouo2
    Posted at 05:38h, 22 mayo Responder

    Reblogueó esto en ULTRAOXIGENO.comy comentado:
    Nuestra compañera Memphis Madrid asaltaba por tercera vez los 101km de Ronda, un clásico como pocos dentro del trail running nacional. En as previas, un abandono y una meta con el típico ladrillo legionario para casa en 2012. Esta vez, lo hacía en familia, compartiendo aventura con su padre y su hermano. No pudo ser, al paso por Setenil se encontró a ambos fuera de carrera. Sin embargo, supo sacar fuerzas de flaqueza para continuar hasta meta de modo que al menos un miembro del equipo pudiera completar esa aventura, al estilo de las clásicas expediciones de montaña y su trabajo solidario para poner al menos una persona en la cima. Logró el objetivo y aquí nos cuenta su crónica personal. ¡Bravo!

Post A Comment