DESCUBRE EDGE, LA FLAMANTE INCURSIÓN EN EL ESQUÍ DE TOURING DE STÖCKLI

Cada vez el esquí de montaña gana más adeptos. Bajar por pista es divertido y entretenido, pero a veces se echa de menos la emoción de la aventura que solo el touring te proporciona: ya sea abriendo traza por una pendiente de nieve virgen, coronando un pico con los esquís en la espalda o esquiando por una canal estrecha y empinada, hay algo en este deporte que te da un tipo de sensaciones que no consigues en un resort. 

Y Stöckli, sabiéndolo y siendo el referente en el mundo del esquí que es, no ha querido dejar de aportar su grano de arena: su contribución al esquí de montaña, la nueva gama EDGE, resulta en unos esquís de prestaciones espectaculares que nada tienen que envidiar a las marcas tradicionalmente especializadas en skimo y skitouring. 

La búsqueda del rendimiento perfecto tanto en subida como en bajada ha traído a la marca suiza a desarrollar el EDGE 88, un esquí ágil y manejable preparado para cualquier salida y cualquier situación. Gracias a la construcción en Hollow Titec Technology y al núcleo Super Light, el esquí es a la vez extremadamente ligero y muy resistente, pesando solo 1510 g. en la talla 165. La espátula y la cola de touring aseguran la máxima respuesta y polivalencia en todo tipo de nieves, y junto con la forma de pala del esquí contribuyen a proporcionar la estabilidad y la firmeza necesarias durante las bajadas. 

Pero para los esquiadores que no tengan suficiente con esto y busquen disfrutar aún más de las líneas de nieve virgen, Stöckli lanza también la versión EDGE 100, hermano mayor del 88 con las mismas características, pero con un mayor grosor y por lo tanto una aún mejor estabilidad en las bajadas. Este modelo, ligeramente más pesado que el anterior (1680 g. en la talla 168), garantiza el máximo rendimiento en el powder más profundo, y es idóneo para los skitourers que lo que buscan es pasarlo bien.