Carrera Africana de la Legión 2019

El TERCIO GRAN CAPITÁN 1º DE LA LEGIÓN a través de la Asociación “Carrera Africana de la Legión”, organiza la VII Carrera Africana.

  • Una prueba para Marchadores-Corredores, INDIVIDUAL o POR EQUIPOS, de 50 km con un tiempo máximo de 10 horas.
  • Una prueba para Bicicletas de Montaña, INDIVIDUAL o POR BINOMIOS, de 75 km con un tiempo máximo de 7 horas.
  • Una prueba Mini-Africana para Marchadores- Corredores sobre una distancia entre 2 y 3 km y en base con un tiempo máximo de 30 minutos.

La Africana es una prueba de ultrafondo desde el punto de vista del corredor a pie y que a partir del 2020 será la segunda prueba de un circuito organizado por La Legión que estará formado por La cuna de la Legión en Ceuta, La Africana en Melilla, la “prueba reina” Los 101km en 24h de La Legión de Ronda y La Desértica de Almería.

Todas estas carreras de gran popularidad unidas por un lema común “El Espíritu Legionario”.

Una vez más la Legión ha demostrado su poder de convocatoria en sus carreras de ultrafondo aumentando los participantes en La Africana, llegando a tomar la salida un total de 1407 corredores de los cuales 1343 alcanzaron meta.

La Africana a pesar de ser una carrera muy rápida tiene unos cortes y controles muy amplios para que pueda realizarse en modo marchador, siguiendo el espíritu de marcha y de compañerismo.

Aun así, la organización debe tener en cuenta que en Melilla es una ciudad autónoma y debe de albergar a una gran cantidad de participantes y sus acompañantes provenientes de fuera de la ciudad. La Legión organiza un campamento que junto con los hoteles alojan a los corredores y a sus familias.

La llegada a Melilla se realiza por avión o por barco en los días previos, e incluso hay quien decide hacer la noche previa en el barco durante las casi 7 h de viaje a Melilla.

La carrera está dotada de avituallamientos muy cercanos por lo que no hay que llevar una gran cantidad de material si no se desea, toda la legión se vuelca en el control de la misma y por ello tampoco existe un material obligatorio. En esta ocasión había una previsión de lluvia que finalmente se cumplió solo por la tarde.

En la salida el ambiente de fiesta de la legión es único y tiene lugar al mediodía del sábado desde la plaza de armas, primero se da lugar a la salida de la carrera BTT y a continuación la de los corredores.

El recorrido de la carrera discurre por todo el territorio de la ciudad autónoma haciendo bucles hasta completar su distancia de 50 k y 700 m positivos aproximadamente. Pasando por los lugares de más idiosincrasia de Melilla. Sobre todo, se realiza en asfalto y pista dura, a excepción de algún sendero, que hace que las zapatillas más apropiadas a utilizar sean las de asfalto.

Este año la Africana ha sido más rápida que nunca, el ganador fue Rubén Delgado Gil, que cruzó meta en un tiempo de 3 h y 27 minutos, y la ganadora ha sido Cristina Gonzalves Vilas en 4 h y 18 min

Resultados de clasificacion:

Clasificación general masculina:

Rubén Delgado Gil: 3:27:33

Daniel Cordón Toscano: 3:37:12

Amed Mohamed Karroum: 3:38:21

Clasificación general femenina:

Cristina Gonzalves Vilas: 4:18:49

Matilde Martínez Álvarez: 4:30:58

Alejandra Carmen Molina Araguez: 4:34:35

Mi africana no fue tan rápida, aunque si apretada.

Ya conocía la carrera del año pasado, la hice en modo marchador, estaba lesionada y era una buena opción para mantener la forma mientras me recuperaba totalmente. Me pareció que su ambiente era único y peculiar y con el atractivo de una carrera de ultrafondo, para quienes nos gusta intentar ponernos en modo asfaltero sin correr en asfalto totalmente. La organización es estupenda y sobre todo si hay algún fallo intenta corregirlo. Y volví con ganas de competir.

Pero por temas de logística no pude tomar el barco a Melilla que llegaba el día antes teniendo que tomar el de la noche y llegar directamente a correr, teniendo en cuenta que hice el viaje en butacas fue un punto muy en contra de mi primera intención. Aun así, en la línea de salida suenan los tambores de la legión, y las trompetas y los demás corredores te llevan. ¡Corres! ¡Vuelas! ¡La gente en las calles, los legionarios de los avituallamientos y pensar en realidad que puedes! Todo esto te hace llegar a meta en buen tiempo.

A puertas de pódium de categoría, el año que viene tengo varias razones para volver. Volveré para correr más, para correr mejor, para escuchar esos tambores y trompetas de nuevo y para vivir un espíritu que solo te puede dar carreras cómo estas como la Africana.

Tags:
1 Comment
  • Ana Triviño Ramos
    Posted at 23:56h, 14 mayo Responder

    Buena crónica, interesante evento

Post A Comment