Mochila Agile2 12L de Salomon

Seguimos  dandole caña a las pruebas de material, en este caso vamos con la mochila Agile2 de 12L de la marca Salomon, con nuestra compi Ana Triviño

Lo primero que pensé al ver el modelo AGILE2 de la prestigiosa marca SALOMON fue “qué ligera y moderna para una ruta de montaña, aún me da tiempo a estrenarla en mis marchas otoñales”. Por su auténtica ligereza (380gr incluyendo la bolsa de hidratación (camel) de 1,5l.) y amplia capacidad interior, me pareció idónea tanto para esos días que haces montañismo de relax y sales con lo imprescindible como para los días de frío donde tienes que llevar bastante material para que no te pille el toro.

Mochila Agile2 12L Salomon

Así pues,  salimos a estrenarla montañeando por Cercedilla a la estación de Navacerrada y continuando hasta el Telégrafo, por el frondoso y mágico bosque (ya que en época de otoño y mas en este que tanto ha durado, está increíblemente colorido y húmedo) 

El día amenazaba lluvia, por lo que metí chubasquero (imprescindible), guantes, forro ligero, gafas (por si salía el sol, que en otoño el tiempo es muy cambiante), comida de ataque, móvil, manta térmica y mallas largas de repuesto. Todo dentro y aún sobraba sitio para el bidón de agua, aunque  también la puedes meter en cualquiera de los 2 bolsillos de malla laterales y que se cierran fácilmente con una cinta elástica para que no se salga nada.

Captura de pantalla 2016-03-02 a las 14.01.25

Primera prueba pasada con éxito, por su ligereza y forma envolvente, que se adapta perfectamente a tu espalda y cintura. El agarre inferior está terminado con un sistema de cierre fijo y unas correas regulables largas (quizá demasiado para mi cinturita).

DSCF1109

Las asas superiores son también anchas y se adaptan herméticamente a tus hombros, por el cierre elástico y regulable a 4 alturas diferentes del pecho (ésto es una característica típica de las mochilas de trail de SALOMON).

DSCF1114

Pasamos a la acción y toca probarla entrenando y en movimiento. Esta vez, un día freskito y gris, correteando por el Camino Schmid hasta el Collado Ventoso (donde no hacía nada de viento, por cierto). Desde allí, ascendimos hasta el Cerro Minguete y observamos la espectacular la Sierra Guadarrameña Otoñal.

Después de un merecido descanso, bajamos hasta la Fuenfría por una zona empedrada y bastante técnica, donde la concentración y equilibrio son esenciales. Para ello, la mochila tiene su objetivo: “debe parecer que no llevas mochila”, es decir, una vez fijada, no moverse. En el caso de la AGILE2 de SALOMON, se adapta perfectamente y es ligera. Aunque, en momentos de “ultra-rapidez” 😉 encontré un pequeño inconveniente.

Llegado el momento de abrirla y cerrarla para coger los guantes que me hacían falta, el sistema de cierre superior me resultó algo incómodo al tener que buscar repetidamente la forma de encajar un extremo al otro, y corriendo no puedes perder mucho tiempo en ésto, sino que ha de ser cuestión de un fácil e instantáneo “click”. Captura de pantalla 2015-12-06 a las 1.10.08

Eso sí, una vez que lo conseguí, quedó hermeticamente cerrada y no tuve más que seguir bajando.

Ya en el Puerto de Navacerrada, un saludito a mi querida Peñarala, que me espera para otras ocasiones…

Tras estas dos salidas de entreno y alguna mas por la sierra de Guadarrama, llego la hora de probarla en una carrera,  un Trail de Montaña en toda regla, en los que el material forma parte de tu objetivo: terminarlo satisfactoriamente.

Esta vez, del Circuito de Trails de Tactika, con el recorrido largo en La Cabrera (25,6 Kms. y 1500 m. de desnivel acumulado). Milagrosamente salió un día de altas temperaturas para esta época del año, por lo que decidí cargar con lo mínimo, y al ser un terreno especialmente rocoso, los bastones se quedaron en casa.

En esta ocasión destacaría la practicidad de los bolsillos que lleva en el cinturón uno con cremallera que me sirvió para portar el móvil y el mp3 y otro simplemente con una goma para llevar algo de comer o ropa de abrigo tipo guantes, manguitos o gorro que se quitan y se ponen rápido y no ocupan mucho sitio.

Lo demás, dentro, en el compartimento principal, con una camiseta térmica “porsiaca”, en el bolsillo interno con cremallera que está pegado a la espalda, separado del resto, por si había que echar mano de ella inmediatamente en las 2 cimas que nos esperaban a más de 1500 m. de altura.

Finalmente no tuve que utilizarla, todo lo contrario, el intenso calor nos hizo a tod@s “sudar la camiseta”, pero para mi sorpresa mi espalda no chorreaba, seguramente porque los de SALOMON le han metido el que llaman sistema AIRVENT AGILITY, de un material térmico especial y lleva además unas perforaciones en la espalda, que aumentan la ventilación y la transpiración, a la par que ayudan a la adaptabilidad y el confort. Además aprecié que se seca rápidamente al quitármela una vez alcanzada la deseada meta.

Captura de pantalla 2016-03-02 a las 23.16.57   

Importante destacar que no le falta el detalle del silbato, reflectantes y un depósito de agua (camel) de 1,5l. aunque yo no lo utilizo porque prefiero repartir la bebida en 2 bidones más pequeños distintos…. ¿serán manías? 😉 y varias cinchas para que la mochila quede lo mas ajustada a nuestro cuerpo. 

Los acabados están muy bien pensados y para no dejarme ningún detalle, os explicaré que los bastones se colocan fácilmente atando la parte superior mediante la cinta superior del tirante. Después se giran y se atan las puntas a la correa inferior del lado opuesto, ajustando la cinta superior y quedando fijados y en diagonal para nivelar el peso y transportarlos de la forma más cómoda posible.

Captura de pantalla 2016-03-01 a las 22.01.29Por la capacidad que tiene es una muy buena opción para los días de invierno donde siempre que subimos a la montaña debemos llevar un mínimo de material obligatorio como puede ser la manta térmica, ropa de abrigo y de agua y algo más de comida y bebida por lo que pueda pasar

Por último, decir que lo que me encanta es, en este caso, su color rojo montañero (aunque he visto que también las hay en azul vivo y morado, colores muy de moda), y un diseño práctico y juvenil.

Durante este invierno en el que apenas ha hecho frío hasta hace muy poquito, la Agile2 12 me ha acompañado en distintas salidas al monte entrenando ya que las competiciones las tengo algo mas adelante pero ha sido mi fiel compañera tanto andando, corriendo y en salidas en bici donde tambien ha ido muy bien ya que se sujeta perfectamente al cuerpo y no se mueve nada.

Mochila Agile2 12L Salomon

2 Comments

Post A Comment