ZAPATILLAS FRESH FOAM VONGO V4 Y FUELCELL PRISM V1 DE NEW BALANCE

Hoy os traigo la prueba a fondo de 2 modelos distintos de la marca estadounidense New Balance, las rodadoras pertenecientes a la gama FRESH FOAM, modelo Vongo V4 y las veloces Prism de la saga FUEL CELL, dos zapatillas que he podido probar a la vez, y que para mí son complementarias.

Así pues, os voy a contar sus aspectos técnicos y después os contaré lo que hemos hecho con ellas y las sensaciones que hemos tenido al probarlas:

Fresh Foam Vongo V4

Precio: 150€.

Talla: 40Eu

Peso: 256g.

Drop: 4mm.

Uso: rodadoras hasta media y larga distancia.

Mediasuela: el Fresh Foam es el protagonista aquí, dándonos la firmeza que necesitamos.

Empeine: Hypoknit, malla muy suave al tacto y creada con una sola pieza.

Cuello elástico para un mayor ajuste al tobillo.

Pisada: estabilidad, refuerzo para pronadoras.

Fuelcell Prism V1

Precio: 130€

Talla: 40Eu

Peso: 210g.

Drop: 6mm.

Uso: entrenamientos rápidos o carreras cortas.

Mediasuela: tecnología FuelCell combinada con espuma Eva, para dar un mayor confort y reactividad en la pisada.

Empeine: malla técnica ligera y muy transpirable.

Pisada: neutra o con tendencia a pronadora.

PRUEBA A FONDO DE MÁS DE 200KM:

Primeras sensaciones:  

Cuando llegaron a mí estas dos zapatillas, lo primero que hice fue probármelas e ir caminando al Gym Pilates Velvet para ir adaptándome a ellas.

Las Fresh Foam Vongo V4 nada más probármelas sentí que eran bastante amortiguadas, además de que con la lengüeta y el collar formando una sola pieza, notaba una mayor sujeción.

De las FuelCell Prism por otro lado, lo que me llamó la atención, fue su ligereza.  

Así pues, con las Fresh Foam Vongo V4, comencé haciendo rodajes, para lo que creo que son perfectas. Como digo, desde el primer momento que te las pones, sientes que es una zapatilla amortiguada, con un drop bajo, de tan sólo 4mm.  El Fresh Foam hace su papel devolviéndote la energía que necesitas para poder rodar sin límite de kilómetros.

También el sistema de malla Hypoknit es muy suave al tacto y amplio para los que tengan como yo los pies algo gorditos. Además el collarín nos aporta mayor sujeción en los tobillos, que viene muy bien cuando las ponemos a prueba haciendo algún entrenamiento algo más rápido, como cambios de ritmos, a los que he de decir que también  responden muy bien.

Pero para lo que de verdad están hechas estas Vongo V4, son para poder rodar largo a ritmos medios, ya que te dan esa estabilidad y esa amortiguación que una corredora necesita. Yo hice con ellas rodajes de 10 a 20 kilómetros a ritmos de 5.30´ y la respuesta fue muy positiva, ya que son bastante amortiguadas, y notas que el pie tiene espacio de sobra para estar cómoda, con la suma de la estabilidad que proporcionan.

En resumen:

  • Con mis 58kg, no vería ningún tipo de limitación a la hora de hablar del peso de las corredoras.
  • Drop de 4mm, con el que podremos centrarnos en el trabajo específico de técnica de carrera y buscar un aterrizaje correcto.
  • Buena base de apoyo para buscar mayor estabilidad.


Con las Fuelcell Prism también empecé haciendo algún rodaje más corto, para ir acostumbrándome a ellas.

Es una zapatilla que con la combinación del FuelCell y Eva, consigue darnos una mayor energía o impulso a nuestra pisada, dándonos también mayor estabilidad. No hablamos de placas de carbono, que los de Boston también trabajan actualmente, pero para corredoras populares como yo, estas características, son más que suficientes.

Zapatillas perfectas para entrenamientos o carreras a ritmos altos, como series o HITS. Así pues, esta es una zapatilla para correr a ritmos rápidos en distancias cortas, ya que su punto fuerte es la ligereza y reactividad. Yo las usé más para cambios de ritmos o series, en los que alcanzas mayor velocidad, yendo a menos de 4´el kilómetro.

En resumen:

  • Hablamos de voladoras, por lo que el peso de las corredoras, pasa a ser más determinante si queremos exprimirlas al máximo.
  • Drop de 6mm, más alto, y hablamos de un drop medio, ideal para ritmos rápidos con una técnica trabajada.
  • Menos base de apoyo, no por ello menos estables. Al tratarse de unas voladoras, busca más agilidad y el perfil es más afilado.
  • Si buscamos zapas similares de perfil similar, pero más ligeras, nos podríamos ir a las Fuel Cell Rebel con 178g. de peso, aqui tienes mi prueba de ellas, aunque esto limitaría aún más el peso de la usuaria.

CONCLUSIONES:

¿Por qué he querido ponerlas juntas? Porque creo que si buscas dos zapatillas para todo tipo de entrenamiento, estas son perfectamente complementarias. Las Fresh Foam Vongo V4 nos dan esa amortiguación y comodidad que necesitamos a la hora de rodar a ritmos medios o bajos en larga distancia. Mientras que las FuelCell Prism, debido a su ligereza y estabilidad, son perfectas para los días de entrenos o competiciones de distancias cortas, en los que vamos a ritmos altos.

Precio de las segundas contenido, y algo alto de las primeras, pero que como os digo, como complemento tendríamos zapatillas para más de 1000km, aqui tienes el enlace a la web de new balance por si quieres ver mas modelos 


Espero que os haya servido de ayuda como siempre, a la hora de elegir zapatillas de asfalto. Cualquier duda no dudéis en preguntarme, y nos veremos por aquí de nuevo muy pronto con más cosillas que tenemos preparadas. Y recordad, pase lo que pase, no dejéis nunca de caminar, correr, volar… #HastaAlcanzarLasNubes.

 @laura_candida3/

 @Laura Pozo Rivas

 @Laura_Candida3

Tags: