5ª edición de Madrid-Segovia – crónica

Cuando todavía mis piernas andan como si fuera el hombre de hojalata, me siento delante del ordenador para escribir algo de esta Madrid Segovia 2014.

En el 2012 ya la hice y recuerdo que termine contenta, llevando a mi compañero de los últimos kilómetros Richard a entrar en la meta trotando a pesar de venir desde muchos kilómetros atrás penando por esos caminos interminables que te acercan y alejan de Segovia.

perfil2014

Para mi una de las cosas especiales que tiene la carrera es el hecho de salir de las Torres Kio de Madrid y terminar en el Acueducto de Segovia, no se pero me parece que tiene encanto, pero también es verdad que una vez terminada en 2012 no me quedaron muchas ganas de repetirla, un terreno sin mucho desnivel que te “obliga” a correr para que las horas no se te vayan, así que no tenia pensado repetirla, pero…

Nuria, compi en Las Bandoleras se lió la manta a la cabeza para que Noe y Maribel probaran la distancia y me engaño para ir con ellas, me pareció una gran idea ya que al no ser técnicamente difícil es una buena manera de probar la distancias y en equipo mucho más ameno, una vez más se confirmo la inconsciencia de este grupo y Maribel y Noe dijeron que si, con lo que sin mas preámbulos en Mayo, Nuria nos apuntaba a las 4 como equipo en la Madrid Segovia 2014.

Los días previos de carrera pasan sin mucho nervio, estoy extrañamente tranquila mientras mis compis andan ya un tanto atacadas, el miércoles recojo los dorsales, me encuentro con algunos amigos y vamos comentando la jugada.

El viernes decidimos irnos a dormir a casa de Noe para salir directamente de allí, parece que nos vamos un mes de vacaciones, nos hemos llevado de todo, hará frío, saldrá el sol???… los nervios están a 100 pero compartidos son mucho mas divertidos, tras un buen rato dejamos las mochilas preparadas y nos dedicamos a cenar y charlar, cuando nos queremos dar cuenta son las 12 y pico y mañana quieren levantarse pronto, 5.30 argggg, yo decido hacerlo a las 6, no hemos empezado y estas chicas ya me quieren matar 😉

Suena el despertador y las oigo como silenciosamente se levantan y van preparando las cosas, cuando me levanto yo, desayunamos y enseguida bajamos que ya tenemos al taxi esperando. No quiero ni pensar  lo que pensó el chaval, 4 locas vestidas de romanas a las 6.45 de la mañana hablando sin parar.

Ya estamos en Plaza de Castilla y me voy encontrando con amigos, mientras dejamos las bolsas y nos vamos a por nuestro segundo café del día, volvemos a la plaza que poco a poco va llenándose, para mi los momentos previos son lo mejor, encontrarte con amigos, los abrazos, los ánimos, las fotos… y cuando menos te lo esperas la salida, allá que vamos.

Vamos trotando tranquilas mientras salimos de Madrid, a Noe le molesta la zapa al poco de salir y no pinta bien, pero sigue  y prefiere no pensar en ello.

Madrid segovia 14 (30)

Poco a poco van cayendo los kilómetros, andamos y trotamos y llegamos al primer avitualla en Tres Cantos, y veo a Luis, que alegría encontrarte con amigos en los avituallas y en esta carrera fue la tónica. Comemos algo, charlamos y continuamos.

Madrid segovia 14 (31)

Aunque el cielo esta nublado hace calor y sobre todo mucha humedad, parece que estamos corriendo en Valencia ;(

Volvemos a nuestro trote mezclado con andar y como no a darle a la lengua con lo que se nos pasa muy deprisa y cuando estamos subiendo hacia el cementerio, aparece Ruben con Laila y Alejandra, la familia pirata de Nuria. Solo tengo palabras de agradecimiento para ellos durante casi 24 horas estuvieron acompañándonos, animándonos en persona, por teléfono. Es increíble la familia que tienes Nuria!!!

Foto: Nuria Larrubia

Foto: Nuria Larrubia

Llegamos a Colmenar, otro amigo Kala Mator cámara en mano, charla, fotos… decido cambiarme de zapas, Noe le da otro corte a sus zapas para que no le molesten y mano de santo, Maribel y Nuria reponen fuerzas y seguimos.

De pronto Noe nos cuenta  una anécdota de su paso por el Camino de Santiago y casualmente aparece la pintada que hay a la salida de Colmenar sobre el Camino. Casualidad?? son cosas del Camino….

Madrid segovia 14 (33)1

 

De aquí a Manzanares el terreno se hace pesado, apenas hay sombras, es verdad que no hace el calor de otros años pero la sensación de humedad es alta, llegamos al puente, recargamos bebida y volvemos a nuestros pasos.

Una de las cosas buenas de correr en equipo es que cuando sabes que llegan momentos duros, se hace piña y pasan rápido, así dándole a la lengua cuando nos damos cuenta ya estamos entrando en Manzanares.

Madrid segovia 14 (36)

De nuevo encuentro con Ruben y las peques acompañadas de la hermana de Nuri y su chico, en este punto hay pasta y nos ponemos como el kiko, veo a Carlos Galapagar, que ya en el 2012 nos encontramos en el mismo sitio y salimos caminito de Mataelpino que es el km50, este tramo también se hace duro, el sol va y viene ocultándose en las nubes, pero cuando sale…, pasamos por la ermita de la Cruzapedriza y antes de darnos cuenta ya estamos en la plaza de Mataelpino.

Maribel lleva una ampolla y pasa a que se la curen, yo me encuentro con otro compi voluntario del GTP, que no se pierde una.

Foto: Nuria Larrubia

Foto: Nuria Larrubia

Hay bastante para comer pero lo que mejor me entra es chocolate y  cocacola, foto de grupo y preparadas para afrontar el ultimo tramo pesado antes de llegar a la Barranca, esta parte  a mi se me atraganto en el 2012 pero prefiero no pensar y salgo animada, enseguida recuerdo porque lo tengo tanta rabia, esta lleno de Jaras pringosas que hacen que me ahogue y me cueste respirar ;(

La subida a la Barranca se nos hace dura, las rodillas de Maribel llevan ya rato molestándola y no la dejan ir al ritmo que a ella le gusta, aunque nos quedan ganas para fotos y sonreír

Al fondo vemos la pancarta bandolera gracias de nuevo a Ruben y las peques que han subido para darnos un empujoncito para Cercedilla. Esta anocheciendo y el frio hace acto de presencia. Llegamos al avitualla para sellar y yo la lío, resulta que llevo abierto el bolsillo donde llevaba la tarjeta de sellar y la he perdido, me retiro para buscarla y  abrigarme un poco ya que me estoy quedando helada, nada no hay manera y en el control me dejan otra para sellar, esto me descoloca y entro en bucle, salimos rápidamente camino de cerce pero yo sigo con el tema de la tarjeta, me mosqueo conmigo misma y pego un par de bufidos a mis compis (que paciencia!!!) sacamos los frontales ya que en breve habra que ponerlos y es mejor sacarlo ahora, Maribel ha tomado la decisión de abandonar en Cercedilla ya que apenas puede con las piernas pero decide  que quiere llegar por su  propio pie hasta allí, que capacidad de sufrimiento y que fortaleza!!!  llegando a Cerce, nos llega el sonido de una vuvuzela y de pronto la voz de David llega hasta nosotras, ha venido con Lito para darnos ánimos!!!

Según subimos al polideportivo la alegría va creciendo, aparecen Ali, su hermana y Cecilio, Lito, Borja y Julian.  Cuando una lleva tantas horas en carrera ver que la gente deja de hacer otras cosas para venir a verte, a darte ánimos, no tiene precio.

Cercedilla supuso un momento raro para nosotras, por un lado la alegría de ver a los amigos pero por otro sabíamos que Maribel había tomado un decisión difícil pero sin lugar a dudas la mas acertada y eso a mi me generaba una sensación de perdida o abandono que no había tenido nunca, imagino que forma parte de ir en equipo, ademas el tiempo corría en nuestra contra con lo que tampoco podíamos entretenernos mucho, los chicos nos habían traído caldito del Asador de Angel, Gabi siempre está en todo,  palmeras de PacoPastel, vamos un lujo, lastima no poder disfrutar con un poquito mas de tiempo de estos placeres.

Nos despedimos de los amigos y de Maribel, momento duro para el equipo, aunque cada una de nosotras durante todo el camino la llevo en la mente, bueno y en el dorsal que nos llevamos y el parche bandolero 😉 😉

Foto: Nuria Larrubia Momentos como estos no tienen precio. GRACIAS!!!

Foto: Nuria Larrubia
Momentos como estos no tienen precio. GRACIAS!!!

 

Decidimos pasar a dar las gracias a Gabi por el caldito y al llegar solo están Angel y Dani que nos dicen que Gabi esta en el ayuntamiento esperándonos, al bajar… sorpresa Gabi con un montón de gente para animarnos y hacernos una fotos con él. Que grande!!

Foto:  Gabi

Foto: Gabi

Salimos intentando ir un poco rápidas para llegar a La Fuenfria con tiempo para afrontar la bajada que ya sabemos que no será fácil, paso por le control de la Calzada Romana y cuando nos damos cuenta estamos en el mirador de la reina y eso nos da subidón, en nada llegamos al control. Estupendo caldo que nos calienta el cuerpo aunque la temperatura no es tan fría como otros años y …sorpresa como voluntario esta Jorge de los paquetes, abrazo y muchos ánimos para afrontar la bajada a la Degollada que pinta durita. Mis pies van fastidiados y me molestan y se que la bajada no es fácil, el terreno esta lleno de piedras que no facilitan andar y menos tal y como voy pero el plan era intentar llegar a Segovia las 4 y yo llevo el parche de Maribel, para rematar esta mañana hablando con el diablo Bustamante me ha dicho que no deje que mi cabeza mande y no me deje terminar. Joder con semejante presión cualquiera abandona.

Así que nos abrigamos  y comenzamos la bajada, cada pisada es un suplicio, por no hablar de los momentos en los que las piedras deciden ponerse delante de mis zapatillas para golpearse conmigo y hacerme ver las estrellas, pero recibimos la llamada de Barbara a las 3 de la mañana y nos da de nuevo fuerzas para seguir con buena cara.

Foto: Nuria Larrubia

Foto: Nuria Larrubia

Noe y Nuria van juntas y yo unos metros por detrás o por delante, tengo que ponerme un auricular para evadirme un poco ya que la cabeza empieza a mandar mensajes poco positivos. Se hace muy larga la bajada pero al final llega el avituallamiento, me alegra ver caras conocidas como Katia y Juan y charlar con ellos, durante unos minutos me olvido de mis males, aunque en el fondo no hago mas que pensar en como llegar a Segovia.

Nos vamos, en mi caso con mas miedo  que otra cosa, me aterra la bajada pero es lo que hay, parece que el principio no es tan malo pero enseguida cambio de opinión, ya no son solo los pies, las rodillas también me duelen y para rematar tropiezo en  un momento y me caigo, la rodilla me duele pero sigo no sea que se enfríe y la liemos mas de lo que estamos. Noe empieza también a quejarse del terreno, la única que mantiene el buen humor como siempre es Nuria que  nos calma y nos hace ver el lado bueno, no nos queda nada para llegar a Segovia, yo ya estoy en bucle negativo y solo quiero llegar, no hablo, solo miro al suelo, se que no soy buena compañía en estos momentos, vemos el cartel del km 90 y nos hacemos foto, solo hay que ver mi cara, es un poema.

nuria6

Foto: Nuria Larrubia

Desde aquí solo queda arrastrarse en mi caso literalmente hasta Segovia, por fin llegamos a la rotonda, todavía quedaran casi 2km pero es asfalto ¡¡¡¡Bendito asfalto!!!! pero a mi no me quedan fuerzas para nada, de pronto una voz amiga, David que ha hecho noche con Lito y Maribel, ha salido a buscarnos, nos abrazamos y nos acompaña los pocos metros que nos faltan, Nuria y Noe están eufóricas quieren llegar ya al Acueducto pero yo no puedo, a mi que me encanta entrar corriendo en la meta apenas puedo andar, al final de la calle vemos a Alejandra que viene corriendo hacia nosotras, detrás Maribel y por fin estamos en la plaza, nos damos la mano las 4 y cruzamos meta, abrazos, sonrisas, lloros de alegría, yo estoy tan vacía que ni me emociono, me dan la medalla la miro y la guardo, tengo una sensación extraña he cruzado la meta pero solo soy capaz de pensar que el sufrimiento ha terminado.

Una vez terminada la carrera, lo mejor la foto de familia y el chocolate con churros en La Granja.

Foto: Nuria Larrubia

Foto: Nuria Larrubia

Lo primero dar las gracias a mis compañeras de juego, Maribel, Noe y Nuria no se me ocurre mejor equipo para afrontar una aventura como esta, por la paciencia en los momentos de bufidos, que hubo mas de uno, sin lugar a dudas me quedo con un montón de buenos momentos y de sonrisas a lo largo de tantas horas.

Gracias a Ruben y a las peques por  su apoyo incondicional, siguiendonos en  los controles, durmiendo en el coche para vernos llegar a Segovia, eres increíble Ruben.

A Lito y Maribel que a pesar de tu abandono decidiste venir a Segovia  y cruzar esta meta con nosotras, tu fuerza de voluntad bajando la Barranca fue un ejemplo para todas.

David, gracias por estar ahí, en Cercedilla y en Segovia, estos detalles no tienen precio.

A Cecilio, Ali, Borja y Julian que se acercaron a Cerce para darnos ánimos, vuestras sonrisas y abrazos nos dieron alas para subir a la Fuenfria.

A Gabi por el super caldito y la animación en el ayuntamiento a nuestro paso, eres único!!

A las Bandoleras, las dos Marias, Barbara, Eva, Itziar y Marga por estar ahí y animarnos desde la distancia.

A Sergio por estar ahí y a todos los amigos que me encontré en el camino y que verles fue en todo momento un soplo de animo para afrontar el largo camino hasta Segovia

Creo que enfrascarse en estas carreras tan largas en equipo necesitan de una cabeza que yo en estos momentos no tengo, en distancias mas cortas es divertido pero uff, no creo que me pillen en otra como esta.

Fotos: Nuria Larrubia, Noelia Garcia y MemphisMadrid
No Comments

Post A Comment