Maratón Rock & Roll Madrid 2018 – crónica

Aunque han pasado ya unos meses desde que la Maratón de Madrid termino, hoy os dejamos la crónica de nuestra compi Lauri, su particular crónica de lo allí vivido.

Somos lo que pensamos, somos lo que comemos… Sumar experiencias, Vivir con intensidad…

Los resultados y sensaciones que viví el pasado 22 de Marzo18 fueron, son y serán siempre mis MAESTROS.

Una Maratón lograda, la primera y no la última, con un tiempo de 3.53.30h y unas sensaciones en todo momento, inmejorables. Después de llevar un par de meses sin una alimentación adecuada y poco entrenamiento, lo cual es motivo de la recuperación post maratón.

Síntomas de deshidratación, dolor de cabeza y presión cervical, sensaciones para mi nuevas y que me asustaron como nunca tras hacer una carrera, pero como en la vida se aprende a base de “palos”, este estado fue mi gran maestro.

De todo se aprender, sobretodo de los errores cometidos, lo que me provoca un cambio de chip, y eso, supone un crecimiento personal psicológico abrumador, y es ahora cuando comienza la nueva yo, el nuevo y positivo cambio físico y mental, porque somos lo que pensamos y son nuestros pensamientos los que provocan nuestra dirección a seguir en la vida, a cuidarnos, a actuar de manera positiva en nuestra trayectoria de carrera, en nuestras Maratones disfrutadas, en nuestra próxima Rock & Roll.

La gran capital se viste de fiesta, llena de luz y color, MADRID ESTA VIVA!!!

Una multitud de emociones se mezclan entre los pensamientos de tod@s y cada un@ de l@s héroes y heroínas lanzad@s en la gran aventura que va a comenzar.

En un principio el único objetivo es cruzar el arco de meta, pero en el fondo y sin pensarlo solo vivir el momento, el comenzar a dar paso y que aquello no acabe nunca es aún más satisfactorio, ya que disfrutamos de nuestra gran pasión, el deporte.

Un hermoso día despierto y soleado nos invade en la mañana, ritmos de tambores y notas musicales de rocker@s madrileños nos alegran la mirada.

Colón está impecable, radiante como nunca con la mirada al frente observando la marabunta. Castellana de mi vida trazo recto y cuesta arriba nos alegra el corazón y nos llena de vida.

Madrid quiero ser tu Rock & Roll, que me cale hasta los huesos cada paso de emoción, cada zancada vivida, cada aplauso con amor…

Santiago Bernabeu, Plaza Castilla, Cuatro Torres, Sol y Plaza Mayor, ya llevamos nuestra media, vamos a por la Maratón.

Almudena, Palacio Real, Plaza de España y “Don Debod”, nos dirigimos content@s por la ribera del río, el Manzanares da vida y el correr un subidón.

Casa Campo entre arboleda de camino al Calderón.

Las piernas no flojean, el corazón late fuerte, el agua que nos aportan nos hace seguir de frente.

Reina Sofía y Atocha, Museo del Padro animando, Neptuno tiembla por dentro, la piel se le está erizando, Madrid se vuelca en aplausos la aventura está acabando. Cuando cruzas esa meta repleta de expectación, Neptuno se viene arriba y le invade la emoción.