Novedades 2019 para Trail Tierras Pésicas

El fin de semana del 16 y 17 de noviembre regresará al concejo de Cangas del Narcea el Trail Tierras Pésicas, la prueba asturiana que transita por los espectaculares viñedos de la zona y las montañas colindantes a la capital del concejo. Será la séptima edición para un evento que, año tras año, despierta el interés de los corredores locales y otros tantos llegados de fuera del Principado. La organización estima que, una temporada más, se alcanzará el millar de participantes. Asimismo, el periodo de inscripción al evento se abrirá el próximo 23 de septiembre.

El VII Trail Tierras Pésicas llegará con novedades destacables. La principal es la incorporación al programa de una nueva modalidad competitiva, Arrastraculos Run Race, una exclusiva prueba para 50 corredores que, en tandas de 4 participantes, se enfrentarán en formato eliminatorias hasta llegar a la gran final. Un recorrido corto y explosivo, a modo de exhibición, que servirá de prólogo a los actos del fin de semana.

Será el domingo, como es habitual, cuando se celebren las dos pruebas importantes del programa, el Speed Trail, de 10 kilómetros de distancia (acoge tanto a corredores como a andarines que prefieran completar el recorrido haciendo senderismo) y el Trail Tierras Pésicas, de 30 kilómetros y con tres formatos a elegir: individual, por parejas y por relevos (en equipos de 2 miembros).

Los más de 3.500 metros de desnivel acumulado del Trail Tierras Pésicas convierten a esta carrera en un auténtico desafío montañero. Y a su vez, en un regalo para la vista. Porque los participantes recorrerán los bosques de robles y castañares del concejo, así como los coloridos viñedos de la región, deslumbrantes con sus tonos ocres y anaranjados en esa época del año, y coronarán también el santuario del Acebo, un lugar idiosincrático para los vecinos de Cangas del Narcea.

Junto a las competiciones deportivas se celebrarán otras actividades lúdicas, culturales y gastronómicas, como la visita guiada a las bodegas más prestigiosas de la zona, juegos infantiles y la ya clásica comida de hermanamiento para corredores y acompañantes junto al río Narcea, donde se podrán degustar manjares de la gastronomía local como el pote cangués, el pan preñado o vino de la tierra.

Fotos: Ruben Fueyo
No Comments

Post A Comment