Por un puñado de dolares – crónica de las RTR de Hoyo de Manzanares

Vuelve un año más las Races Trail Running de Hoyo de Manzanares  y Berta nos cuenta su experiencia.

“Domingo 19 de abril, 08:20 de la mañana, recojo a mis amigas Isa y Vic en Moncloa para dirigirnos a Hoyo de Manzanares a disputar la segunda prueba de las Races Trail Running. Ellas están preparándose para la Transvulcania y la carrera de hoy les sirve como parte del entrenamiento, así que hemos decidido correr las 3 juntas, que además en compañía se lleva siempre mejor.

Llegamos a Hoyo cerca de las 09:00 y aunque entramos un poco perdidas en el pueblo, en seguida vemos unos carteles que nos indican hacia dónde ir y, cosa que se agradece, dónde aparcar. Desde ahí nos dirigimos a la Plaza Mayor, donde recogemos los dorsales y la camiseta (muy bonita, por cierto) sin problema. En medio de un ambiente muy animado, nos tomamos algo resguardadas en una cafetería mientras esperamos a que comience la carrera. Hace un día soleado, pero frío y no nos apetece congelarnos durante casi una hora en la calle.

A las 10:00 da comienzo la carrera. Salimos en pelotón y ¡sorpresa! encontramos en seguida la primera cuesta. Como queda mucho por delante decidimos subirla tranquilas y reservar fuerzas para el resto del camino. Lo mejor de esta cuesta: Micky, vecino del pueblo, tocando con su trompeta Carros de Fuego para animarnos. Comienzo berlanguiano, pero con una sonrisa en la cara y muy buen ánimo (¡gracias Miqui!).

11159510_10205175727645143_95061268816700920_n

Isa y Vic concentradas en el comienzo de la carrera una vez superado el asfalto.

Una vez superada la cuesta y el pequeño tramo de asfalto entramos en la montaña propiamente dicha. Desde aquí y prácticamente hasta el km 4 el recorrido va alternando bajadas no muy técnicas, (que bajamos lanzadas y disfrutando un montón) con llanos y alguna subidita. Encontramos bastantes charcos, ya que la noche anterior granizó, y justo antes de llegar al km 4 un “mini lodazal”  que tenemos que cruzar con mucho cuidado, ya que está para caerse y rebozarse cual croqueta.

A partir de aquí ya se alternan más subidas que bajadas, pero el día está tan bonito y lo estamos pasando tan bien, que no las penamos demasiado.

A la altura del km 7,5 encontramos el avituallamiento. Muy bien: con su isotónica, su agua, barritas energéticas y, por supuesto, los magníficos voluntarios, sin los que estas pruebas no serían posibles.

Subimos un poco más, ahora por caminos más estrechos y algo más de piedra hasta aproximadamente el km 10. Desde aquí hasta el final ya todo el recorrido es en bajada. El primer tramo algo técnico, pero en seguida lo superamos y metemos la primera camino de meta.   

Vistas desde el km 9 y 10 respectivamente. Un auténtico lujo.

En meta el avituallamiento genial: con agua, isotónica, barritas energéticas, frutos secos y fruta. Y abundante para todos. Estiramos un poco y para no quedarnos muy frías vamos a recoger las mochilas. Las recogemos tan rápido como las hemos dejado. Insisto en lo bien organizada que está la prueba todo: indicaciones, recogida de dorsales, ropero, recorrido, voluntarios, animación, avituallamiento… Vamos, que le doy un 10 y el año que viene si puedo, repito.

11128638_10205175731965251_1420287797_n

Con Nuria, otra compañera del grupo de entrenamiento, tras finalizar la carrera. Nuestras caras de felicidad lo dicen todo.

Qué buena sensación y qué carrera más bonita. Se me ha pasado volando. Supongo que el hecho de ir acompañada (y sin dejar de hablar en ningún momento, para sorpresa de los voluntarios) hace mucho. Me ha gustado mucho este recorrido. El desnivel y la distancia viene a ser el mismo que el de Riaza, pero a diferencia de la primera que los primeros 4 ó 5 km son todos en subida, en Hoyo está algo más repartido y se hace más llevadera. Aparte de que el paisaje no tiene nada que ver (los dos son muy bonitos, pero diferentes). Tengo que reconocer que no conocía esta parte de la sierra y espero repetir pronto.

11158182_10205175732005252_2146672107_nPara mí la mejor foto de todas y la que resume el espíritu de la carrera ¡gracias amigas! (foto de la organización)

Si tenéis ganas de empezar con el trail, estas pruebas son las indicadas. A mí la montaña cada vez me atrae más, poco a poco estoy cogiendo algo de confianza (Óscar: tus cuestas hacen mucho ¡gracias!) y hasta me planteo los 40 km en La Montaña Solidaria en octubre. Ya veremos qué pasa. Por ahora le voy a dar algo de descanso a las piernas, que abril ha sido muy intenso, y necesito reponer fuerzas.

Próxima parada: la Jarosa en mayo.

*Hoyo de Manzanares fue escenario de rodaje de varias películas del Oeste, entre ellas Por un puñado de dólares, de Sergio Leone y protagonizada por Clint Eastwood. El fin de semana de la carrera estaban celebrando la Feria “De tapas por Hoyo” con el tema “Hoyo de Manzanares, un pueblo de película”. De hecho tras la carrera pudimos ver a la speaker y a varios participantes y parte del público ataviados con algunos sombreros tipo Oeste. Fue muy divertido”.

Gracias al Club GR10 por la cesión del dorsal
No Comments

Post A Comment