Preparación para los 100km del Sahara

Hay oportunidades que pasan por nuestro lado una vez y lo mejor es subirse a ellas sin pensar mucho y que a la larga son algunas de nuestras mejores experiencias.

Cuando Carlos Ultrarun me propuso los 100km del Sahara, lo primero que pensé es que se me había perdido a mi,  en un desierto, arena y calor son dos palabras que no van mucho conmigo, pero después de recordar la aventura de Mayayo unos años atrás y de ver las fotos y los videos, pensé que era una gran oportunidad y allá que me lancé.

La primera toma de contacto fue en el mes de Enero cuando presentaron la carrera en Fitur 2019, allí nos conocimos algunos de los que formaríamos parte del equipo para esta aventura, Begoña Beristain, periodista vasca y corredora de maratones, Marta Garcia Guerrero, corredora de todo lo que la echen, trabajadora e infatigable madre de 6 criaturas y Luisete corredor de La Granja. y otro que corre todo lo que le echen,  lo mismo le da, maratón que ultramaratón, nieve, desierto…. Mas tarde se unirían al grupo, Denis Larrea, corredor vasco y jugador de baloncesto y Alex Fraguela ex remero internacional reconvertido ahora en corredor de montaña, vamos que la causa perdida era yo 😉 😉

 

Aunque faltaban muchos meses para que nuestra aventura diera comienzo,  aquella mañana marcaba la fecha de salida en el calendario para el siguiente mes de octubre.

Desde ese momento tomé conciencia del reto y mi deseo era entrenar en condiciones para ello, los que me conocéis sabéis que mi capacidad de constancia no es una de mis virtudes pero me apunte al gimnasio y durante meses fui capaz de ir 2 días a la semana y hacer fuerza con un chaleco de electroestimulación, algo que realmente me motivo y aguante hasta finales del mes de junio, donde se me empezó a complicar por temas de curro y en cuanto falle un par de días …. hacer puñetas mi rutina 😉 😉

Mientras,  salidas al monte algún que otro fin de semana, subidas a Santander para correr por arena y  acostumbrarme para la aventura que tenia por delante, esos 100kilómetros en 3 etapas (aquí tenéis el articulo de la presentación de carrera con toda la info)

Tras un parón de casi 2 meses, en agosto retomé los entrenos, pero a finales de mes, un dolor en la rodilla me tuvo parada casi hasta mediados de septiembre, probé corriendo alguna carrera de asfalto y vi que la rodilla no molestaba mucho, así que contenta 😉

Casi sin darme cuenta no pusimos en el fin de semana antes de viajar a Tuñez, donde  tenia una fija en mi calendario, los 21km de Roncesvalles Zubiri, que pensaba serían una buena manera de ver como andaba para un par de días después afrontar los 100km de Sahara.

Subí con Heidi y Encarna, con quien siempre se disfruta estes donde estes y el domingo salí con muchas ganas pero en el km 10, unas molestias en los pies con las zapatillas y los calcetines con los  que había corrido todo el año y  que  hasta ese momento me iban super bien,  me hicieron entrar en bucle, no sabia si parar y no terminar o seguir y esperar que el daño no fuera mucho, (he terminado todas la ediciones y la idea de abandonar cuando fisicamente no estaba mal, me ponía de muy mala leche, así que, esperando que el daño no fuera mucho, decidí seguir aunque fuera andando.

Aqui todavia no habia entrado en bucle – Foto de Encarna

Cruce la meta un poco antes del cierre, contenta por terminar pero enfadada conmigo misma porque era la primera vez que llegaba en mejor forma y sin embargo era la peor carrera de todas las que había realizado hasta ese momento.

Lo primero fue comprobar si el daño era mucho y para mi sorpresa no lo era, estaba la molestia pero no había rozadura ni nada, así que buena noticia para los 100km del Sahara hacia los que en  apenas dos días volaba.

Ahora tocaba volver a casa y preparar  todo el material, que en si es otra aventura, las zapatillas para el desierto, la mochila … tras alguna que otra  vuelta, este es el material que decidí llevarme

Aquí os dejo un video donde os explico detalladamente el qué y porque de lo que me llevo 😉

Siii, ya se que el video hay que grabarlo en horizontal pero no entrabamos el material y yo :() 😉 😉

Bueno pues, hasta aqui lo que han sido los preparativos para estos 100km del Sahara, en unas horas partimos para el aeropuerto para comenzar esta aventura, podeis seguirme a  través de la cuenta de instagram de Avernotrail donde os ire contando cositas  y a la vuelta tendréis  todo lujo de detalles, esperando disfrutar mucho y porque no decirlo sufrir un poquito, nos vemos a la vuelta!!!!